jueves, 22 de julio de 2010

ALTERACIONES ARTIFICIALES DE LOS ECOSISTEMAS NATURALES

ALTERACIONES DE LOS COMPONENTES BIOTICOS


Desde nuestro origen, los seres humanos hemos utilizado los recursos que nos ofrece el medio, a travès de actividades como la cacerìa y la recolecciòn de frutos. Sin embargo, a medida que crece la poblaciòn y desarrollamos industrias y nuevas tecnologìas, hemos afectado sensiblemente a las poblaciones de otras especies.
PERDIDA DE LA BIODIVERSIDAD
Dìa a dìa desaparecen poblaciones y especies de la Tierra, lo que pone en riesgo la sobrevivencia de muchos ecosistemas, y en general la vida en el planeta.
La extinciòn de las especies es un fenòmeno natural que ha ocurrido desde que existe la vida sobre la Tierra. Sin embargo, las actividades humanas han aumentado significativamente la frecuencia con que esto ocurre. La extinciòn puede ser local, como cuando una especie de ave desaparece de un bosque pero sobrevive en otro, o global , en cuyo caso desaparece del planeta. Aunque las extinciones frecuentemente no son hechos notorios, el nùmero de especies que se han extinguido recientemente, o que se encuentran en peligro de estarlo, es elevado.
La pèrdida de especies trae consecuencias para el funcionamiento de los ecosistemas, pues interactùan de diversas maneras. Asì, la extinciòn de una especie, por ejemplo un àrbol rico en frutos, puede tener graves consecuencias sobre las poblaciones de otras especies, como las aves y los mamìferos que se alimentaban de los frutos. Ademàs, la extinciòn puede afectar directamente el bienestar de los seres humanos, pues muchas de estas especies podrìan servir de alimento o ser usadas para mejorar la producciòn de los cultivos o la crìa de animales.
Principales causas de la pèrdiad de biodiversidad.
Las principales causas de la pèrdida de la biodiversidad en el mundo son la destrucciòn del hàbitat, la introducciòn de especies foràneas, la explotaciòn de subsistencia y los incendios.
Destrucciòn del habitat.
El mayor riesgo que enfrentan las especies y los ecosistemas del planeta es la destrucciòn del hàbitat, que lleva incluso a la desapariciòn acelerada de ecosistemas enteros de la Tierra. Esta consecuencia se debe principalmente al establecimiento de grandes àreas para la agricultura y de potreros para la ganaderìa, la urbanizaciòn, la tala de bosques para obtener materia prima, en especial para la industria de la madera y el papel, la minerìa y la contaminaciòn ambiental.
La destrucciòn del hàbitat tambièn afecta y pone en riesgo a los ecosistemas acuàticos y a los organismos que viven y obtienen recursos de ellos. En los mares, este efecto se concentra a lo largo de las costas y los arrecifes coralinos, que albergan a las comunidades màs ricas, biodiversas y productivas del mundo.
Introducciòn de especies foràneas.
La introducciòn de especies foràneas es la segunda causa de la pèrdiad de diversidad en el mundo. Las especies foràneas, tambièn llamadas especies exòticas, son plantas, animales, hongos o cualquier otra clase de organismos que los seres humanos trasladan desde su lugar de origen a nuevas regiones geogràficas. Ete proceso se puede dar de manera intencional, como cuando se introdujo el pino a Colombia, o accidental, como puede ocurrir fàcilmente con muchos microorganismos que pueden viajar sin ningùn control en los aviones o en los barcos.
Las especies exòticas afectan a los ecosistemas establecidos en las àreas a donde llegan. Pueden actuar como depredadores, al alimentarse y afectar las poblaciones de sus presas, o como feroces competidores, pues en el nuevo ambiente carecen de los controles que tenìan en su medio ambiente natural como paràsitos y depredadores. Asì, pueden reproducirse ràpidamente y desplazar a las poblaciones nativas e incluso a ecosistemas enteros.
SOBREEXPLOTACIÒN.
La sobreexplotaciòn se refiere a la extracciòn de plantas o animales de los ecosistemas, en cantidad superior a la que sus poblaciones pueden recuperar. La sobreexplotaciòn actùa sobre algunas especies de importancia comercial o distribuciòn restringida, muchas de las cuales han llegado a extinguirse o a estar en peligro de extinciòn.
La sobreexplotaciòn ha tenido efectos màs pronunciados sobre las poblaciones animales. Por ejemplo, la demanda por pieles y otros trofeos de cacerìa tiene al borde de la desapariciòn a especies como los tigres y algunos caimanes. Igualmente, el aumento en la demanda de carne generado por la creciente poblaciòn humana, y las nuevas tècnicas de cacerìa y pesca, ha reducido peligrosamente las poblaciones de muchos peces, mamìferos y aves.
Explotaciòn para la susistencia.
Los sectores màs pobres de la poblaciòn, ubicados en la periferia de los centros urbanos, en las zonas rurales y en las zonas boscosas explotan directamente los recursos de los ecosistemas para satisfacer sus necesidades bàsicas como la vivienda y la alimentaciòn. Asì, talan àrboles para obtener leña, madera, fabricar carbòn vegetal, obtener materiales de construcciòn y establecer pequeñas àreas de cultivos. De igual modo, cazan muchas especies animales, especialmente de aves y mamìferos, para obtener carne y otros materiales como las plumas y las pieles.
Incendios.
Los incendios constituyen uno de los factores que màs modifican el ambiente natural. Anualmente, grandes extensiones de vegetaciòn sufren la destrucciòn que causan los incendios. Algunos ecosistemas estàn adaptados a los fuegos periòdicos naturales, como las sabanas, los matorrales semidesèrticos y los paràmos secos. Sin embargo, en otros el fuego es consecuencia de actividades humanas, y genera la pèrdida de especies.
PERDIDA DE LA BIODIVERSIDAD EN COLOMBIA
Gracias a su posiciòn geogràfica y a la cordillera de los Andes, Colombia es uno de los paìses del mundo con mayor diversidad de ecosistemas y de especies. Se estima que en ellos se encuentra cerca del 10% de las especies del mundo, que incluye 26000 especies de plantas vasculares, màs de 1800 especies de aves, cerca de 650 de anfibios, 500 de reptiles y 450 de mamìferos.
Tambièn presenta un alto nùmero de especies endèmicas, con una distribuciòn muy reducida, restringida a pequeñas àreas dentro de nuestro territorio.
No obstante esta enorme biodiversidad, el mal manejo de los recursos naturales ha producido la reducciòn de la mayorìa de ecosistemas naturales, y ha llevado a muchas especies a estar en peligro de extinciòn.
ECOSISTEMAS MARINOS
Los ecosistemas marinos, particularmente los que se encuentrn cerca de la costa, como los manglares, las playas y los estuarios, son importantes por su diversidad de especies y porque allì habita un alto porcentaje de la poblaciòn colombiana. Sin embargo, las actividades humanas amenazan su conservaciòn. Por ejemplo, en la regiòn Caribe la expansiòn de las àreas agrìcolas y ganaderas ha producido el desecamiento de las ciènagas, la tala de manglares y el relleno artificial de los cuerpos de agua. Esto ha traìdo consecuencias adversas a nivel ecològico y biològico, y para miles de familias que derivan su sustento de la pesca. De igual forma, en el litoral Pacìfico la industria maderera ha afectado las àreas de mangle, causando una reducciòn importante en su extensiòn.
EL BOSQUE HUMEDO TROPICAL
El bosque hùmedo tropical es importante no solo por su enorme diversidad de especies, sino tambièn por su increìble diversidad cultural. Este se ve afectado por la deforestaciòn, para establecer pastizales para la ganaderìa; por la minerìa por la explotaciòn selectiva de ciertos recursos, como los animales que son cazados para el aprovechamiento de sus pieles o plumas; por la sobreexplotaciòn de àrboles para obtener madera, y por la explotaciòn de subsistencia por parte de gran cantidad de asentamientos de indìgenas y colonos.
EL BOSQUE SECO TROPICAL
En nuestro paìs, el bosque seco tropical es el ecosistema màs destruido debido a la fertilidad de su suelo, con gran potencial para la agricultura y la ganaderia, y al enorme tamaño de sus àrboles. Grandes extensiones de bosque seco de los valles interandinos y de toda la zona Caribe hasta la parte baja de la Guajira fueron destruidas durante el ùltimo siglo, hasta tal punto que hoy se consideran como uno de los ecosistemas màs amenazados de Colombia y del planeta. En la actualidad sòlo sobreviven algunos parches reducidos de bosque seco tropical en la llanura del Caribe, especialmente en el parque nacional natural Tayrona, en algunas zonas secas del valle del Magdalena, y en la serranìa de la Macuira en la Guajira.
LOS BOSQUES ANDINOS
En la regiòn andina se concentra la mayor parte de la poblaciòn, alrededor de grandes centros urbanos como Bogotà y Medellìn, y de mùltiples ciudades mmedianas y poblaciones màs pequeñas. La urbanizaciòn, el establecimiento de grandes àreas de cultivos y pastoreo de ganado para satisfacer las necesidades alimenticias de la poblaciòn, la contaminaciòn y la explotaciòn de subsistencias de varios recursos, como la madera, son las principales causas que afectan a los ecosistemas altoandinos, y que han llevado a que actualmente el bosque andino, junto con sus especies caraqcterìsticas, se restrinja a pequeñas àreas dispersas.
  • Muchas especies de los bosques andinos, como los osos de anteojos, la danta de paràmo y el còndor de los Andes, se ven constantemente afectados con el crecimiento de potreros y cultivos.
  • De los bosque hùmedos tropicales se extraen diariamente enormes cantidades de animales y plantas. Los delfines rosados, el manatì y el mono araña son mamìferos en peligro de extinciòn, caracterìsticos de estos ecosistemas.
  • Los bosques secos tropicales son ecosistemas amenazados, Algunas especies en peligro de extinciòn en estos ecosistemas son las tortugas tereca y los caimanes del Magdalena.
  • La contaminaciòn y la tala de àrboles han llevado a la desapariciòn de grandes extensiones de manglares, junto con las diversas especies de animales caracterìsticas de ese hàbitat.


1 comentario: